Contactos Analíticos: Alfonso J Novelo, México (52) 55-5081-4479; alfonso_novelo@standardandpoors.com
Alfredo Calvo, México (52) 55-5081-4436; alfredo_calvo@standardandpoors.com


Resumen

  • Tras la actualización de nuestra metodología y criterios para calificar bancos (que se publicó el 9 de noviembre de 2011), bajamos las calificaciones de emisor de largo plazo en escala global de HSBC Bank Panamá, incluyendo la calificación de crédito de contraparte, a ‘BBB-’ de ‘BBB’, y confirmamos la calificación de corto plazo de ‘A-3’. La perspectiva es positiva.
  • Las calificaciones de HSBC Panamá reflejan su ‘adecuada’ posición del negocio, capital y utilidades, posición de riesgo, y liquidez, así como su fondeo ‘promedio’.
  • Esperamos que la capacidad de generación de utilidades de HSBC Panamá continúe mejorando su calidad de activos y mantenga su adecuado desempeño financiero.


Acción de Calificación
México, D.F., 1 de diciembre de 2011.- En línea con lo que habíamos anunciado, Standard & Poor’s Ratings Services bajó su calificación de emisor de largo plazo en escala global a ‘BBB-’ de ‘BBB’ del banco ubicado en Panamá HSBC Bank (Panama) S.A. (HSBC Panamá), y confirmó su calificación de corto plazo de ‘A-3’. El perfil crediticio individual (SACP, por sus siglas en inglés) es de ‘bbb-’. La perspectiva es positiva.

Fundamento
Las calificaciones de HSBC Panamá se basan en su ‘adecuada’ posición de negocio, capital y utilidades, y posición de riesgo, de acuerdo con la definición de nuestros criterios. La estructura de fondeo ‘promedio’ y la liquidez ‘adecuada’ también se reflejan en las calificaciones. Consideramos al banco como una subsidiaria ‘estratégicamente importante’ para su matriz HSBC Holdings PLC (A+/Estable/A-1), pero actualmente la calificación se basa en su SACP.

El ancla de ‘bbb-’ es resultado de nuestra metodología Análisis de Riesgos de la Industria Bancaria por País (BICRA, por sus siglas en inglés) y nuestra opinión del riesgo económico promedio ponderado en los países en los que HSBC Panamá tiene exposición a través de su cartera de crédito—Costa Rica, El Salvador, Honduras y Colombia. Un BICRA se clasifica en una escala que va del grupo ‘1’ (el de menor riesgo) al grupo ‘10’ (el de mayor riesgo). Nuestro riesgo económico ponderado es de ‘6’. El factor común de la clasificación de riesgo económico es el bajo nivel de ingresos en los países donde opera el banco, haciéndolos vulnerables a shocks externos, nivel de deuda, y capacidad de pago en países en los que existe un débil cumplimiento de la ley. Nuestra clasificación de riesgo de la industria para Panamá de ‘5’ refleja nuestra opinión de que las prácticas de supervisión aún están rezagadas respecto a los estándares internacionales, ya que el método para calcular los requerimientos de capital no representa todos los riesgos que afrontan los bancos en Panamá. Además, Panamá no cuenta con un acreedor de último recurso. Sin embargo, la liquidez de los bancos depende de su base de depósitos, y consideramos que estos seguirán siendo su principal fuente de fondeo debido a que esperamos que las autoridades desarrollen una estructura de fondeo de mercado más profunda y un fondo para proteger su sistema financiero en el mediano plazo. Consideramos que el gobierno brinda un respaldo ‘incierto’ al sistema bancario, ya que es difícil respaldar a los bancos grandes.

En nuestra opinión, las adecuadas actividades de negocio diversificadas de HSBC Panamá y la fuerte estrategia de administración se traducen en una posición de negocio ‘adecuada’ del banco. Las actividades del banco se concentran principalmente en Panamá, y le siguen sus operaciones en El Salvador, Costa Rica, Colombia y Honduras. El banco ofrece una amplia gama de servicios, entre ellos créditos comerciales, créditos para comercio exterior, créditos para adquirir automóviles, hipotecas residenciales y comerciales, tarjetas de crédito, fideicomisos y servicios fiduciarios. La estrategia, en línea con el plan internacional de HSBC, se mantiene enfocada en explotar su extensa base de clientes e incrementar sus oportunidades de ventas cruzadas. A junio de 2011, HSBC Panamá era el banco comercial más grande del país, con una participación de mercado de 18% en términos cartera de crédito. Debido a las políticas de crédito más conservadoras de HSBC, la calidad de activos ha mejorado progresivamente. La diversificación por clientes y geográfica en su cartera de crédito es adecuada, y atenúa el efecto potencial que tendría un problema específico en algún país donde tiene operaciones.

Nuestra evaluación ‘adecuada’ de capital y utilidades de HSBC Panamá refleja el adecuado índice de capital ajustado por riesgo (RAC, por sus siglas en inglés) y su adecuada capacidad de generación de utilidades. Esperamos que el RAC se mantenga en un 8% en los próximos dos años, ya que HSBC tiene un historial fuerte de respaldo a sus subsidiarias cuando así se requiere. Consideramos que el desempeño operativo consolidado de HSBC refleja sus adecuados ingresos por intereses neto, los cuales están respaldados por su gran base de depósitos de bajo costo aunada a su adecuada eficiencia de costos. Un exceso de liquidez en Panamá ha presionado la rentabilidad, pero las ganancias se ha mantenido relativamente estables en los últimos cuatro años. También consideramos que el banco continuará aprovechando sinergias con su grupo en 2011, lo que podría traducirse en una mayor generación de ingresos y un retorno a activos (ROA, por sus siglas en inglés) de más de 1%. También respalda nuestra opinión sobre la capacidad de generación utilidades el hecho de que las ganancias por intermediación y otros ingresos sensibles al mercado no representan un peso significativo en la mezcla de ingresos del banco.

Nuestra evaluación de la posición de riesgo para HSBC es ‘adecuada’. A pesar de que en Panamá no hay requerimientos de capital regulatorio para cubrir los riesgos de mercado, la subsidiaria contempla dicho riesgo de acuerdo con las prácticas internacionales de HSBC. Consideramos que el impacto del riesgo de mercado es bajo, ya que las actividades de intermediación con posición propia son marginales para el banco. El banco no muestra concentraciones materiales por sector, país o en una sola entidad o individuo en su cartera de crédito; la mayor exposición es de menos de 2%. A pesar de que la diversificación geográfica del banco se compara adecuadamente con la de sus pares, ya que sus activos no están concentrados en un solo país, la extensión geográfica del banco incorpora a países con un perfil de riesgo más alto que el de Panamá, y por lo tanto consideramos que su posición de riesgo es ‘adecuada’. El banco no contempla ofrecer productos derivados complejos y los derivados en su balance son simples y solo para fines de cobertura. La reciente experiencia de pérdidas crediticias durante la pasada crisis y la tendencia de pérdidas crediticias esperadas están en línea con la del promedio de sus pares.

Consideramos que el fondeo de HSBC Panamá es ‘promedio’ y su liquidez ‘adecuada’. Esperamos que el índice de créditos a depósitos del banco se mantenga en alrededor de 90% en los próximos dos años, en línea con los de sus pares principales. Los depósitos de sus clientes se han mantenido como su principal fuente de fondeo, a junio de 2011, representaban 87% del total de la base de fondeo. Consideramos que el riesgo de refinanciamiento es limitado, ya que el total de la deuda de mercado es baja y, por lo tanto, consideramos que el banco podría acceder fácilmente al mercado de deuda si fuera necesario.

Consideramos que HSBC Panamá es una subsidiaria ‘estratégicamente importante’ para HSBC, ya que opera en líneas de negocio integrales con la estrategia del grupo en general. Además, la subsidiaria, al compartir la marca del grupo, aprovecha su reconocimiento de marca.

Perspectiva
Nuestra perspectiva positiva refleja la de la calificación soberana de la República de Panamá (BBB-/Positiva/A-3). Si subimos las calificaciones soberanas de Panamá, las calificaciones de HSBC Panamá se moverían en consecuencia, con base en nuestra opinión sobre el banco como una subsidiaria ‘estratégicamente importante’ para HSBC. Es poco probable una baja de calificación, ya que en caso de que el SACP se debilite, reflejaríamos niveles (notches) de respaldo del grupo en la calificación hasta el nivel de la calificación soberana en moneda extranjera de Panamá, como se refleja actualmente en nuestra perspectiva positiva.

Nuestras proyecciones suponen un crecimiento de crédito ligeramente por debajo de 10% en 2011, con activos improductivos de aproximadamente 2.5%, lo que se traducirá en un retorno a activos de un 1%.

Síntesis de los factores de la calificación
Calificación de emisor BBB-/Positiva/A-3
Perfil crediticio individual (SACP) bbb-
Ancla bbb-
Posición de negocio Adecuada (0)
Capital y utilidades Adecuada (0)
Posición de riesgo Adecuada (0)
Fondeo y liquidez Promedio / Adecuada (0)
Respaldo 3
Respaldo como entidad relacionada con el gobierno (ERG) 0
Respaldo del grupo 3
Respaldo del gobierno por importancia sistémica 0
Factores adicionales -3



Criterios y Análisis Relacionados